Principales problemas de espalda

- Lumbalgia: también conocida como lumbago, es el más frecuente de los dolores de espalda. Se suelen dar más casos en adultos, sobre todo a partir de los 40 años. Este dolor se localiza en la parte baja de la espalda o zona lumbar, pero es frecuente que se irradie hacia las nalgas y los muslos. El dolor está causado por problemas o alteraciones en las vértebras, los discos intervertebrales, los músculos y los ligamentos de esta zona.

- Hernia discal: los discos intervertebrales, que permiten el movimiento articular de las vértebras sin que estas friccionen entre sí, pueden herniarse, es decir, salirse de su ubicación. Por eso esta alteración se conoce como hernia discal. los discos están adheridos al hueso y su parte central (el núcleo pulposo), que es más blanda, puede resentirse y resistir menos el esfuerzo continuado de soportar el peso del cuerpo. Con el tiempo, la posición del disco se modifica y su zona central se va haciendo más fibrosa y menos flexible (va perdiendo líquido y lubricación).

- Ciática: otra patología muy frecuente es el pinzamiento de los nervios, lo que provoca además dolor en la parte inferior de la espalda o los glúteos, que se trasmite también a la pierna. Este dolor se conoce como ciática. la compresión del nervio puede ir acompañada de debilidad muscular u hormigueo.

- Hiperlordosis: en este caso, la curvatura natural de la columna (lordosis cervical o lumbar) se pronuncia en exceso, lo que genera contracturas de los músculos y altera la distribución del peso entre las vértebras. el dolor es la consecuencia lógica de esta alteración de la postura. la hiperlordosis puede aparecer a causa del sobrepeso y el incremento, en concreto, de la grasa abdominal. Ese acúmulo graso hace que los músculos abdominales se relajen y no den apoyo suficiente a la columna. Aparece entonces una presión constante hacia adelante sobre las vértebras lumbares. además del peso, las malas posturas también pueden favorecer la aparición de hiperlordosis.

- Escoliosis: se llama así cuando la columna se desvía hacia uno de los lados de la espalda. esta desviación afecta tanto a músculos como a ligamentos y vértebras. Aproximadamente, el 70% de la población tiene cierto grado de escoliosis. Puede deberse a una mala higiene postural o a defectos congénicos y es la más común en la pubertad, que es cuando se da un crecimiento más rápido.

- Cervicalgia: el dolor cervical es muy habitual. Se manifiesta habitualmente como un dolor punzante o como una quemazón en la zona cervical que, a veces, puede irradiarse a los hombros, los brazos e incluso, las manos en gorma de hormgueo. Las causas más frecuentes suelen ser los accidentes de coche, un fuerte golpe en la zona cervical, una postura forzada y repetida al dormir, el desgaste óseo y la contractura muscular. Estas contracturas vienen provocadas por una inadecuada postura al trabajar, al realizar labores cotidianas o en las personas que caminan encorvadas y con la cabeza agachada.

- Dorsalgias: son los dolores que se localizan en la parte dorsal de la espalda. Son menos frecuentes y de nuevo los esfuerzos y las malas posturas pueden ser su causa. El dolor aparece al respirar profundamente, al estar recostado, al toser al reír. Las dorsalgias son fercuentes en quienes tienen un trabajo que obliga a permanecer muchas horas con la columna flexionada, y en jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario