Masaje como terapia


Cuando hablamos de terapia con masaje nos referimos a las técnicas manuales que se utilizan para recuperar a clientes aquejados de patologías concretas, recuperación tras un esfuerzo físico, tratamiento de todo tipo de fatiga asociada a sobrecarga muscular por esfuerzos deportivos o de origen laboral, estrés, malas posturas, etc.


El masaje, es por lo tanto, una herramienta terapéutica esencial para el mantenimiento y mejora de nuestra salud. Probablemente es la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utilizó para proporcionarse un recurso natural contra el dolor.


Existen diversos tipos de masajes en función del problema o de la finalidad que buscamos al aplicarlo, así como diferentes técnicas. También existen terapias complementarias o alternativas, que ayudan a reforzar el tratamiento.

Principales problemas de espalda

- Lumbalgia: también conocida como lumbago, es el más frecuente de los dolores de espalda. Se suelen dar más casos en adultos, sobre todo a partir de los 40 años. Este dolor se localiza en la parte baja de la espalda o zona lumbar, pero es frecuente que se irradie hacia las nalgas y los muslos. El dolor está causado por problemas o alteraciones en las vértebras, los discos intervertebrales, los músculos y los ligamentos de esta zona.

- Hernia discal: los discos intervertebrales, que permiten el movimiento articular de las vértebras sin que estas friccionen entre sí, pueden herniarse, es decir, salirse de su ubicación. Por eso esta alteración se conoce como hernia discal. los discos están adheridos al hueso y su parte central (el núcleo pulposo), que es más blanda, puede resentirse y resistir menos el esfuerzo continuado de soportar el peso del cuerpo. Con el tiempo, la posición del disco se modifica y su zona central se va haciendo más fibrosa y menos flexible (va perdiendo líquido y lubricación).

- Ciática: otra patología muy frecuente es el pinzamiento de los nervios, lo que provoca además dolor en la parte inferior de la espalda o los glúteos, que se trasmite también a la pierna. Este dolor se conoce como ciática. la compresión del nervio puede ir acompañada de debilidad muscular u hormigueo.

- Hiperlordosis: en este caso, la curvatura natural de la columna (lordosis cervical o lumbar) se pronuncia en exceso, lo que genera contracturas de los músculos y altera la distribución del peso entre las vértebras. el dolor es la consecuencia lógica de esta alteración de la postura. la hiperlordosis puede aparecer a causa del sobrepeso y el incremento, en concreto, de la grasa abdominal. Ese acúmulo graso hace que los músculos abdominales se relajen y no den apoyo suficiente a la columna. Aparece entonces una presión constante hacia adelante sobre las vértebras lumbares. además del peso, las malas posturas también pueden favorecer la aparición de hiperlordosis.

- Escoliosis: se llama así cuando la columna se desvía hacia uno de los lados de la espalda. esta desviación afecta tanto a músculos como a ligamentos y vértebras. Aproximadamente, el 70% de la población tiene cierto grado de escoliosis. Puede deberse a una mala higiene postural o a defectos congénicos y es la más común en la pubertad, que es cuando se da un crecimiento más rápido.

- Cervicalgia: el dolor cervical es muy habitual. Se manifiesta habitualmente como un dolor punzante o como una quemazón en la zona cervical que, a veces, puede irradiarse a los hombros, los brazos e incluso, las manos en gorma de hormgueo. Las causas más frecuentes suelen ser los accidentes de coche, un fuerte golpe en la zona cervical, una postura forzada y repetida al dormir, el desgaste óseo y la contractura muscular. Estas contracturas vienen provocadas por una inadecuada postura al trabajar, al realizar labores cotidianas o en las personas que caminan encorvadas y con la cabeza agachada.

- Dorsalgias: son los dolores que se localizan en la parte dorsal de la espalda. Son menos frecuentes y de nuevo los esfuerzos y las malas posturas pueden ser su causa. El dolor aparece al respirar profundamente, al estar recostado, al toser al reír. Las dorsalgias son fercuentes en quienes tienen un trabajo que obliga a permanecer muchas horas con la columna flexionada, y en jóvenes.

Desde hace unos meses estuve preguntando a los clientes qué palabras definirían Escucha y Mima Tu Cuerpo, y éste es el resultado:

Reflexología Podal

La reflexologia podal se basa en la representación que tiene las zonas reflejas de los órganos del cuerpo en la planta de los pies. De esta forma la mayor parte de los órganos y estructuras del cuerpo humano tienen una conexión y se hallan representados en la planta de los pies por sus correspondientes zonas reflejas (reflejos cutiviscerales y reflejos viscerocutáneos), de manera que a partir de estos es posible influir y activar diversas partes del organismo. En realidad los pies (en este sentido) son los espejos del cuerpo.
Así, cuando un órgano se encuentra en situación patológica, su zona refleja de los pies se torna dolorosa e hipersensible a la presión. Este dolor agudo es (con la experiencia adecuada) imposible de confundir con el de una simple presión, callo o rozadura del pie.
El punto reflejo correspondiente marca la existencia de un funcionamiento anómalo, de una disfunción orgánica activa o todavía latente, de forma que, si ejecutamos un masaje en el punto doloroso, ponemos en marcha los mecanismos que necesita el organismo (liberar o acumular energía) para volver a sus estado fisiológico normal, es decir, para la curación.
La reflexologia podal es tanto un método de diagnostico como un método de tratamiento. De esta forma, sirve, por una parte, para valorar el estado general del paciente y, por otra, se puede utilizar como tratamiento. Así pues, si se masajea un punto doloroso en el pie que representa la zona de la columna vertebral dorsal (arco interno del pie) con suavidad e intentando deshacer el dolor, es de esperar que se de una mejoría en la zona de la espalda correspondiente. Y lo mismo ocurriria en el caso de una gastritis, artritis de rodilla o dolores cervicales, por ejemplo.


Historia

En 1913, el medico estadounidense William Fitzgerald comenzó a investigar la reflexologia siendo medico jefe del departamento de otorrinolaringología del Hospital St. Francis de Connecticut (Estados Unidos). Publico sus ideas junto con el Dr. E. F. Bowers― en un libro titulado Zone Therapie (‘terapia de zonas’), en 1917. Fitzgerald estaba interesado en la hipótesis de la acupuntura, que sostiene que el cuerpo humano se halla atravesado, en sentido longitudinal, por diez meridianos, que lo dividen en otras tantas zonas, cada una de ellas ocupada por determinados organos cuyo reflejo se encuentra en los pies y las manos. Otro medico, el Dr. Joseph Shelby Riley (que también desarrollaba esta practica) hizo los diagramas y detallo los dibujos y la localización de los puntos reflejos en los pies.
En la actualidad, los seguidores de la reflexologia sostienen que cualquier mención a un masaje de pies (ya sea en alguna figura del Antiguo Egipto, en el Renacimiento, en los indios cheroqui, etc.) no es en realidad un mero masaje de pies sino una terapia reflexologica.
La justificación de la reflexologia proviene de la acupuntura (antigua técnica china), la cual afirma que el hombre posee una energía invisible e inmensurable, el chi, que circula por unos canales llamados meridianos. En estos canales se encuentran unos puntos precisos que se pinchan con agujas (o, en el caso de la reflexoterapia, se masajean y oprimen) para regular la circulación de esa energía. Cuando esa energía se estanca dentro de un órgano o en algún punto del trayecto, se produce un desequilibrio capaz de repercutir a la larga sobre sus funciones orgánicas y producir una enfermedad.

Más cositas del podal

Efectos de la reflexologia podal

Una de las reacciones inmediatas que se producen después de un masaje podal es el aumento de la micción, seguramente, por la conexión refleja del centro de la planta del pie con el riñón y con las glándulas suprarrenales. Resulta muy útil en los casos de hipertensión, de obesidad o de retención de líquidos.
Otra consecuencia muy patente es el de una sensación de relajación generalizada. El paciente queda completamente relajado en la mayoría de los casos y con un cierto grado de somnolencia en ocasiones. Esto quizás se deba a un aumento del efecto parasimpático del masaje, por lo que es muy eficaz cuando se padece estrés.
En casos de estreñimiento también se ha observado una mejoría evidente, pues regula esta disfunción, al igual que si se sufren diarreas. La liberación de bloqueos emocionales es igualmente uno de los efectos de este tipo de masaje.
Para tratar el problema de los pies fríos, a consecuencia de una circulación deficiente, este tipo de masaje es ideal, ya que mejora el estado general de las personas que padecen enfermedades degenerativas.


Enfermedades que se reflejan en los pies

Las enfermedades que se reflejan en los pies son las que se acompañan de dolor o que son especialmente agudas, puesto que en estos casos los efectos son mas evidentes e inmediatos; este es el caso, por ejemplo, de crisis de ciática o lumbalgias, artritis, torceduras del miembro superior, cólicos renales, gastritis agudas, cistitis, amigdalitis, etc. Asimismo, otras de las dolencias que se reflejan perfectamente en el pie son las que afectan a la columna vertebral y a la espalda, como cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, migrañas y cefaleas tensionales. Por otra parte, cuando se padece dolor de muelas, también se pueden observar puntos dolorosos en los pies.


Casos de aplicación

Como masaje relajante y antiestrés, resulta muy útil si se sufre ansiedad, nerviosismos y depresión leve.
En casos de bronquitis, traqueitis, amigdalitis, asma y problemas de vías respiratorias altas es muy eficaz.
En casos de litiasis renal y cólicos biliares, ayuda a eliminar la arenilla que se forma; además, alivia el dolor tan intenso que produce esta afección.
Atenúa los síntomas de cistitis, prostatitis y dolores menstruales.
Hace disminuir el dolor de esguinces, contusiones, torceduras y luxaciones del miembro superior y de otras zonas que no sean el pie.
Alivia los dolores de espalda en general, como lumbalgia, ciática o cervicalgia.


Contraindicaciones

La reflexología administrada por un profesional cualificado es segura para todo el mundo, ellos saben como actuar en cada caso concreto. Sin embargo hay algunas situaciones en las que hay que tener una atención especial como en casos de embarazo o en enfermedades crónicas como la diabetes, epilepsia o si recibe tratamiento medico para alguna enfermedad seria, en estos casos no se recomienda el autotratamiento.

Según la escuela china de reflexología, esta técnica, aplicada de forma correcta y en la zona adecuada, esta indicada en cualquier caso y no tiene, por tanto, ninguna contraindicación; en esto difiere de la escuela occidental que aconseja no aplicarnos reflexologia podal en caso de hongos o heridas en los pies, flebitis, tromboflebitis o fiebre por encima de 39 o, en caso de operación quirúrgica urgente o en aquellas personas que hayan padecido anginas de pecho o infartos de miocardio. 

Masaje Anticelulítico


Existen masajes para todo tipo de dolencias y/o patologías, pero el masaje anticelulítico es uno de los más demandados por las mujeres. Es importantísimo que estos masajes sean aplicados por un profesional experto, ya que un masaje mal dado, en vez de ayudar a movilizar los tejidos y con ello contribuir a la desaparición de la celulitis, puede dar lugar a que ésta se endurezca y sea más difícil de eliminar.
La presión ejercida y el tipo de movimientos de que consta un masaje anticelulítico actúan sobre las venas, los músculos y los vasos linfáticos contribuyendo a la eliminación de toxinas y con ello a la reducción de la celulitis. El masaje anticelulítico contribuye, asimismo a la mayor absorción de sustancias activas, así pues resulta útil contribuir a su efecto con algún producto anticelulítico.
Características
La lucha contra la celulitis y la piel de naranja es una de las más importantes en la estética de la vida actual. Un buen masaje anticelulítico junto con una alimentación sana, algo de ejercicio y unos hábitos de vida saludables harán que este enemigo indeseable desaparezca y se mantenga alejado.
No todas las celulitis son iguales, podemos diferenciar: celulitis dura, celulitis blanda y celulitis edematosa. Cada una de ellas necesita una manipulación y un Masaje anticelulítico diferente y adaptado a sus características. La más grave es la celulitis edematosa, ya que puede alterar el volumen y el peso de la persona de forma considerable en poco tiempo y su manipulación también es más delicada.
El masaje anticelulítico se debe realizar en el mismo sentido de la circulación sanguínea, es decir, en sentido al corazón, evitando maniobras bruscas que produzcan dolor; favorece el retorno sanguíneo y reactiva la circulación mejorando el metabolismo.
La celulitis se produce cuando queda atrapado entre los tejidos cutáneos, un tejido lleno de agua, sal, grasa y hormonas. Es más habitual en mujeres que en hombres y se localiza siempre en la zona pélvica, en los muslos, en las piernas y en las caderas. Es normal que se produzca cuando haya problemas de circulación capilar, aunque el componente hereditario, hormonal, alimenticio y el sedentarismo, son elementos muy importantes en su aparición.

Indicaciones
• Acumulación de grasas
• Celulitis blanda
• Celulitis dura
• Celulitis edematosa
• Flacidez
• Piel apagada y poco luminosa
• Retención de líquidos

Ventajas
- Contribuye a drenar los líquidos retenidos.
- Elimina la celulitis.
- Mejora el aspecto de la piel.
- Reduce la flacidez.
- Reduce la grasa acumulada.
- Tonifica la musculatura.

Contraindicaciones: 
No posee contraindicaciones, pero no se debe aplicar cuando existen eczemas, quemaduras o heridas. Se debe tener especial cuidado cuando existan enfermedades circulatorias (trombosis, flebitis o arteriosclerosis, por ejemplo).
En caso de embarazo hay que tomar algunas precauciones adicionales, pero resulta sumamente beneficioso para favorecer el drenaje y la reabsorción de líquidos y favorecer la relajación.

Más sobre la celulitis

La celulitis se produce cuando un tejido hinchado de grasa y repleto de agua sal y hormonas, queda atrapado entre adherencias.
Los signos más destacados de esta anomalía son: piel de naranja, con granulaciones que aparecen al presionar la zona y el dolor que también se manifiesta en la presión.
Siempre se localiza en la pelvis, muslos y piernas, siendo poco habitual en los hombres y bastante común entre las mujeres.
Aunque el componente hereditario, hormonal, alimenticio, o el sedentarismo son causas de esta disfunción, siempre se produce cuando hay problemas de circulación capilar.
El masaje por lo tanto, al actuar sobre la circulación, activándola y mejorando el metabolismo de la zona, ayuda en gran medida a eliminar esta enfermedad.
No todas las celulitis son iguales. Dependiendo de su origen podemos clasificarlas como celulitis dura, celulitis blanda y celulitis edematosa.

Celulitis dura
Invade, de forma compacta los muslos o la pelvis. A la palpación se nota un acolchamiento grueso y adherido a los músculos, hasta el punto de impedir el desplazamiento del tejido.
Hace que la piel se mantenga tensa y seca. Son frecuentes las equimosis o manchas hemorrágicas pequeñas, provocadas con facilidad por cualquier golpe.
Aparece en mujeres jóvenes, con tejidos y piel muy tónicos. Es la responsable de las estrías. Para este tipo de celulitis conviene aplicar vaciados y amasamientos.

Celulitis blanda
Mas grave y antiestética que la anterior y mas expuesta a complicaciones. Se reconoce fácilmente ya que por su volumen tiende a descolgarse por el peso. Es muy móvil y se desplaza fácilmente a la presión. Produce un aflojamiento de los tejidos, que provoca ondulaciones en las que la circulación, mal alimentado se entorpece, las venas se hinchan y los tejidos son propensos a edemas.
El masaje ha de realizarse con cuidado para no producir petequias, siendo las manipulaciones mas apropiadas los amasamientos digito .palmas, digital y vaciados venosos.

Celulitis edematosa
Es poco frecuente y las mas grave de las celulitis. Produce unos aumentos de volumen considerables, que pueden hacer que las medidas de la pelvis y muslos se incrementen hasta en diez centímetros en un mismo día. Durante estas crisis, suelen desaparecer con la menstruación, hay mala eliminación urinaria, estreñimiento pertinaz, dolores de cabeza y ahogos y estrías que invaden la pelvis y los muslos.

El masaje favorecerá el retorno venoso poniendo las piernas más altas que el resto del cuerpo. Las manipulaciones serán superficiales para no producir roturas de los vasos sanguíneos.